Avina
20 Años

La gran empresa de fortalecer MIPYME

Contexto: Limitaciones de lo pequeño

 

FUNDES ha apoyado a multinacionales de los sectores petrolero y minero a través de la implementación de programas de Desarrollo de Proveedores que buscan fortalecer empresas locales en las regiones donde operan.

En América Latina conviven aproximadamente 18 millones de micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYME), que aportan 50% del PBI y generan más de 70%  del empleo local.

Estas MIPYME tienen un rol clave en los países más pobres de la región donde las grandes empresas no invierten habitualmente y son las que generan la mayor cantidad de empleo, sostienen el crecimiento económico y contribuyen así a disminuir los niveles de pobreza.

Las pequeñas empresas carecen de acceso a crédito, capacitaciones, conocimiento, herramientas de gestión y beneficios impositivos, lo que repercute en falta de competitividad, desconocimiento de los mercados y, debido al atraso tecnológico y a las dificultades de alcanzar estándares de calidad, no pueden acceder a la cadena de valor que proveen a las grandes empresas.

En esas brechas se focalizó Avina con el firme objetivo de reducirlas y lograr que las MIPYME se vuelvan actores competitivos en la región que incidieran para dinamizar las economías y alcanzar un desarrollo sostenible.


Intervención: Igualdad de oportunidades

 

FUNDES trabaja de la mano con empresas procesadoras y comercializadoras de productos agrícolas y pecuarios como frutas, hortalizas y lácteos, para la implementación de programas de Desarrollo de Proveedores.

FUNDES nació en 1984 en Panamá, como iniciativa de Stephan Schmidheiny y el arzobispo de ese país, Monseñor McGrath, facilitando el acceso al crédito a los dueños de pequeñas y medianas empresas, para mejorar sus oportunidades de crecimiento y crear más puestos de trabajo.

Con el tiempo, FUNDES llego a diez países latinoamericanos y hoy mejoró su rendimiento para convertirse en una organización sustentable que ha podido promover la competitividad de las  MIPYMES, logrando elevar sus estándares de gestión.

Endeavor —concebida para reducir la brecha entre los programas de microcrédito y los proyectos de gran escala de capital privado, focalizando en los mercados emergentes— logró establecerse con éxito en cinco países de la región. En este caso, el apoyo de Avina incluyó una inversión económica de 10 millones de dólares y la participación en la planificación y definición de estrategias. En este proceso, Endeavor desarrolló un modelo de empresas locales autosuficientes y logró el compromiso de los jóvenes empresarios beneficiados a devolver esa contribución en tiempo de ayuda a otros.

El caso de New Ventures refuerza la tendencia de apoyo a los pequeños emprendimientos en la región. En 2002, esta organización trabajaba desde Washington DC, Estados Unidos, con baja dedicación a América Latina. Y, en menos de diez años, la contribución de Avina permitió que se instalaran con éxito en México y Brasil, se focalizaron en los negocios verdes y triplicaron sus servicios en la región.

En los últimos años, el crecimiento de las MIPYMES llevó a Avina a vincular a este sector con iniciativas de negocios inclusivos, economía solidaria y comercio justo.

Transformación: condiciones para que pequeñas empresas afronten grandes desafíos

 

Grandes multinacionales han buscado a través de FUNDES implementar programas de Desarrollo de Distribuidores con el fin de aumentar la competitividad y optimización de los sistemas empresariales compuestos por una gran empresa y sus canales de distribución.

Durante más de 20 años, Avina —y antes, su fundador— han logrado fortalecer decenas de miles de pequeñas empresas.

El trabajo de FUNDES, junto a más de 50 grandes empresas multinacionales que apoyaron a miles de MIPYME, marcó la ruta para la creación de un mercado de servicios dirigidos al sector de pequeñas y medianas empresas en América Latina.

Otro logro destacado de FUNDES fue su Programa de Simplificación de Trámites (SIMTRA) destinado a mejorar el clima de negocios en la región. Entre 1999 y 2011 este servicio ha propuesto más de 100 proyectos para reducir los trámites administrativos tanto a niveles locales como nacionales.

Del mismo modo, New Ventures en sus 10 años de actividad, contribuyó al fortalecimiento de 255 empresas que, sólo en 2010, generaron 24.000 empleos.

Estos casos, que recibieron apoyo de Avina, lograron borrar la barrera entre grandes corporaciones y pequeñas empresas. Esta novedosa articulación es la que permite, en la actualidad, generar las condiciones necesarias para el surgimiento de los incipientes negocios verdes, los emprendimientos dedicados al reciclaje, el comercio justo y los mercados inclusivos. Las señales parecen indicar que hacia allá vamos.