Mensaje del
director ejecutivo

La mejor manera de cumplir años es continuar cumpliendo metas

Gabriel Baracatt
Director Ejecutivo



Si tuviera que definir lo que representó el 2014 para Avina, podría calificarlo sin riesgo a exagerar, como el año de la consolidación estratégica para la región latinoamericana y, al mismo tiempo, el año del inicio de la expansión global de algunas de nuestras agendas.

La superación de los logros previstos al inicio del año es el mejor indicador de lo que puede considerarse un período rico en agregar valor a los dos marcos (Bienes Públicos y Nueva Economía) que dan rumbo a nuestra estrategia de transformación planificada para el quinquenio 2013-2017.

Solo si como sociedad latinoamericana incorporamos la innovación con sentido vamos a poder superar la pobreza. No podemos seguir aplicando recetas que nos han demostrado desde hace años que no solucionan el problema. Por ello hemos decidido apostar fuertemente a la innovación que sea capaz de impactar favorablemente a la base de la pirámide. Un ejemplo de ello es la instalación de prototipos para llevar agua potable a los sectores más vulnerables de la sociedad, mediante un equipo que emplea tecnología de avanzada para potabilizar agua convirtiéndola en plasma. Este modelo piloto que iniciamos en Chile pensamos expandirlo mediante la Alianza Global por el Agua a varias regiones donde sea necesario remediar esta necesidad urgente.

De esta manera, Avina profundiza su aporte a Latinoamérica para colaborar con el gran desafío de reducir la inequidad, un flagelo que la convierte en la región más desigual del planeta. Los procesos colaborativos en los que muchos de nuestros aliados están involucrados y ejercen su protagonismo y liderazgo, sirven para llevar agua potable a dos millones de personas, incluir a miles recicladores en los sistemas de recolección de residuos domiciliarios. Asimismo, contribuimos a reducir las tasas de deforestación en la Amazonía y el Gran Chaco, o promover mecanismos de participación ciudadana en la gestión de las ciudades.

Pero además de consolidar impactos, expandimos aprendizajes. Por primera vez en la vida de nuestra institución, decidimos asumir en los hechos la cooperación Sur-Sur. Por ello iniciamos un proceso de intercambio con África, con la idea de aprender y compartir conocimientos de estos 20 años de trabajo en América Latina. Avina pretende ser una correa de transmisión de innovaciones y aprendizajes entre dos regiones del planeta con muchas vulnerabilidades. Lo hacemos desde la convicción de que existen conocimientos y experiencias acumuladas que pueden ser transferidas, pero también desde la humildad de abrirnos al intercambio enriquecedor en vivencias y conocimientos que adquiriremos a partir de esta experiencia internacional.

El 2014 fue muy especial para Avina porque cumplimos 20 años de vida y lo celebramos en cada país de distintas maneras. Realizamos reuniones con los aliados que durante todo este tiempo han mantenido un vínculo con la organización, con eventos públicos, con campañas de visibilización de los logros alcanzados en todo este tiempo, donde se destacaron la creatividad de los eventos, los valores de nuestros aliados y la consistencia de las causas que hemos acompañado y que los referentes sociales y empresarios a los que hemos apoyado han liderado. Por ello afirmamos que la mejor manera de cumplir años es continuar cumpliendo metas.

En síntesis, en el Informe Anual 2014 se refleja que la mejor manera de celebrar los 20 años de vida institucional ha sido consolidando las acciones en Latinoamérica, expandiendo los aprendizajes a África y generando las condiciones para que la estrategia planificada al 2017 supere los objetivos planteados.

2015 se presenta aún más desafiante e innovador. En los últimos 20 años, Avina ha experimentado un crecimiento orgánico que se ha visto reflejado en el desarrollo y fortalecimiento de espacios generados por nuevas alianzas, en la creación colaborativa de iniciativas y en el trabajo conjunto con organizaciones hermanas.

La interacción colaborativa entre estos espacios ha dado naturalmente paso a un ecosistema institucional. Con miles de aliados diversos, a partir de 2015 impulsamos aún más la acción en red, para fortalecer la acción y acelerar el alcance de resultados.

Finalmente, agradezco a un equipo maravilloso de colegas quienes con gran compromiso y mística han contribuido para cerrar esta gestión 2014 que sin duda es un hito en la vida institucional de Avina.

Gabriel Baracatt
Director Ejectuivo