Mejora la calidad de vida en urbes latinoamericanas por incidencia ciudadana

Preparación del primer parklet (miniparque) de la ciudad en Miraflores, Lima, Perú

Se ha mejorado la calidad de vida de los habitantes de ciudades latinoamericanas mediante la incidencia ciudadana en el sistema de transporte urbano y en la ampliación y transformación del espacio público.

Gracias al trabajo del Observatorio La Paz Cómo Vamos, se ha logrado mejorar sustancialmente el transporte público en La Paz, Bolivia. Este observatorio incidió en la puesta en funcionamiento de PumaKatari, el nuevo Sistema Integrado de Transporte Masivo de la ciudad, administrado por el recientemente creado Servicio de Transporte Municipal. 

El proceso de incidencia incluyó la generación de información estratégica en encuestas de percepción ciudadana entre 2011 y 2013, la creación de una mesa de trabajo intersectorial con transportistas, el municipio y vecinos, y la investigación titulada “El peor momento del transporte y el mejor momento para cambiarlo”, que vinculó preocupaciones municipales, del gobierno central y vecinos.

La encuesta de percepción 2014 muestra que los ciudadanos perciben una mejora en el trato de los choferes, la seguridad, el cobro, el tiempo, el respeto al ciudadano y el trabajo que realiza la guardia municipal de transporte. Más del 90% de los ciudadanos apoya y está de acuerdo con este nuevo transporte público municipal.

En el Perú también se ha avanzado en la participación ciudadana y la incidencia pública y se hace notorio el potencial de transformación del espacio público como espacio de convivencia y expresión cultural. En Miraflores, Lima, se inauguró el primer parklet (miniparque) de la ciudad. Este espacio, construido con material reciclado, invita al ciudadano a ocuparlo y hacer una pausa en la muchas veces frenética vida urbana.

Asimismo, en el barrio Santa Cruz de Medellín, Colombia, se realizó un placemaking (un enfoque multifacético para la planificación, diseño y gestión de espacios públicos) constituido por una serie de actividades culturales y para el mejoramiento de la infraestructura del barrio.

En todos estos casos se resalta un trabajo articulado entre los vecinos, las organizaciones locales, empresarios, instituciones académicas y gobiernos locales, alrededor del mejoramiento de la calidad de vida en la ciudad. Estas experiencias en La Paz, Lima y Medellín están sentando las bases para incidir en políticas públicas que institucionalicen su réplica y escalamiento en la construcción de ciudades sustentables.